Las plantas carnívoras

Nueva tendencia: una planta canívora en el alféizar de tu ventana. Son plantas verdes, caprichosas y completamente inofensivas, a menos que seas una araña o un insecto.

Te presentamos las carnívoras:

Dionea muscipula utiliza un aroma dulce para atraer a los insectos a su “boca”roja. Cuando una mosca sabrosa hace contacto con ella, entonces las hojas se cierran y la planta hace su digestión en unos 10 dias. Cuando no ha atrapado su presa, la venus atrapamoscas  estará de mal humor por algunas horas y después se abre lentamente de nuevo.

 Sarracenia crece en rosetas, cada tubo tiene una taza de coloración bonita que contiene néctar. El borde superior es muy resbaladizo: si un insecto se desliza y se cae para dentro , morirá de una manera muy dulce. La planta digiere su presa y así obtiene su alimento.

 Drosera atrae a sus presas con colores hermosos y una sustancia brillante y pegajosa a sus tentáculos. Si un insecto se adhiere a ella, la hoja de esta belleza siniestra se cierra a su alrededor y la consume como un sabroso bocadillo.

 Nepenthes, elegante y llamativo con grandes tazas colgantes. Igual que con la Sarracenia, las tazas están equipados con un borde liso a través del cual caen los insectos en un líquido viscoso que los digiere.

Consejo: no intentes de cerrar las trampas de las plantas carnívoras con un golpe del dedo. A la planta le cuesta mucha energía sin recibir una comida a cambio. Además, una trampa puede abrirse y cerrarse unas seis veces antes de morir. Si te gusta ver las plantas en acción, sírvelas una mosca muerta.

Foto: mooiwatplantendoen.nl

Alimentación y cuidado

• A la mayoría de las plantas carnívoras les gusta estar en pleno sol.
• Necesitan suelo húmedo , coloque las plantas en sustrato acida y una pequeña capa de agua.
• Las plantas carnívoras prefieren beber agua de lluvia, agua destilada o agua de grifo suave. Vives en una región con agua dura: hierve, deja enfriar y listo.
• No necesitan alimento vegetal, atrapan su propio alimento.
• Elimina las hojas y tazas muertos, porque eso les gusta mucho a los hongos.
• Repostar las carnívoras cada uno o dos años en la primavera.
• No les des trozos de carne crudo, porque las trampas se pudrirán.
• Las trampas de las plantas se marchitan en invierno. No te asustes, reaparecerán en primavera, con buen apetito.